martes, 20 de abril de 2010

Pollo con manzana

Hoy os traigo una receta para hacer en el horno, muy facilita y absolutamente montiapta.

Pollo con manzana (© Fotografía Alicia Moreno)

Ingredientes (para una persona):

- Dos filetes de pechuga de pollo.
- 1 manzana.
- 1 cebolla.
- Sal y pimienta.
- Aceite de oliva.
- 2 vasos de vino.
- Aguja e hilo (opcional).

Preparación:

En primer lugar, cortamos la cebolla en juliana, y la colocamos en una fuente apta para horno, mientras vamos calentando éste a 250 grados de temperatura.

Salpimentamos las pechugas de pollo y troceamos la manzana en rodajas finas. Llegados a este punto, tenemos dos opciones:

a) Colocamos algunos trozos de manzana entre las dos pechugas y cosemos con aguja e hilo para evitar que se mueva o se caiga la manzana cuando le demos la vuelta en el horno. Ponemos los trozos sobrantes alrededor del pollo o sobre la cebolla.
b) Colocamos algunos trozos de manzana sobre las dos pechugas y los restantes alrededor.

Ponemos las pechugas de pollo sobre la cama de cebolla y regamos con un chorro de aceite y un vaso de vino.

Metemos la fuente en el horno y dejamos cocinar durante 15 minutos a 250 grados. Pasado este tiempo, damos la vuelta a las pechugas para que se cocine la parte que estaba abajo.

Bajamos la temperatura hasta los 150 grados. Cuando hayan pasado otros 15 minutos, comprobamos cómo va la salsa y agregamos otro vaso de vino, si vemos que las pechugas se van a quedar un poco secas.

Dejamos cocinar a 150 grados durante 25 ó 30 minutos más, dependiendo de cómo os guste el pollo, y listo para comer.

¡No os olvidéis de quitarle los hilos, si escogéis la opción A!

jueves, 8 de abril de 2010

Emparedado de tofu con pimientos de piquillo

Ya va siendo hora de que el tofu aparezca por algún lado en este blog, así que os traigo una receta absolutamente vegana. Si estáis siguiendo a Montignac, además, es ideal para cenas, porque es proteína pura y tiene cero de grasa.

Ingredientes (para una persona):

- 1 trozo de tofu fresco*
- 1/2 bote de pimientos de piquillo**
- Un poco de levadura de cerveza*
- 1 lámina de alga nori (opcional)*
- Sal/Sal marina con hierbas aromáticas*
- Aceite.

* De venta en herbolarios.
** Sin azúcar.

Preparación:

Se corta el trozo de tofu por la mitad. Se salan y especian las mitades al gusto y se pone en el centro un poco de levadura de cerveza (yo esto lo pongo para darle un toque crunchi al plato, ya que el tofu es bastante blandito).

Sal marina con hierbas aromatizadas (© Fotografía Alicia Moreno)

Se pone un poco de aceite en la sartén y se añade el tofu formando ya un emparedado y lo hacemos vuelta y vuelta. Echamos también los pimientos para que cojan calor.

Por otro lado, si optamos por incorporar el alga nori a nuestro plato, debemos tostarla en una sartén, si es que la hemos comprado sin tostar (en los herbolarios suelen venderla sin tostar; si la compráis en tiendas orientales, ya que es el alga utilizada para la elaboración de los makis típicos de la cocina japonesa, ya la venderán tostada).

 Alga nori en paquete (© Fotografía Alicia Moreno)

A mí me gusta mucho el sabor de esta alga. Tiene un toque marino (y crunchi, otra vez) que le va muy bien al plato.

Y después, imaginación al presentar el plato. El alga se quedará pegada a los pimientos, así que podéis modelarla un poco.

 (© Fotografía Alicia Moreno)

(© Fotografía Alicia Moreno)

lunes, 5 de abril de 2010

Berejenas al microondas

En deferencia a Inés, que decía que no se llevaba bien con las cucurbitáceas, comparto esta receta.



Ingredientes (para una persona):

- 1 berenjena.
- Sal.
- Aceite.
- Queso, jamón serrano, etc.

Preparación:

Lavamos la berenjena y la partimos por la mitad. La metemos en el microondas, sin tapar, durante 7 minutos a máxima potencia. Esto lo hacemos para que  la berenjena suelte todo su amargor característico. Si nos acordamos, podemos abrir el microondas cuando haya transcurrido la mitad del tiempo para que respire un poco. Si no, no pasa nada.

Pasados los 7 minutos, sacamos la berenjena del microondas, presionamos un poco con una cuchara sobre la superficie y escurrimos el líquido que haya soltado (con cuidado, porque el plato estará caliente).

Hacemos unos cortes sobre la superficie de la berenjena, echamos un chorrito de aceite, salamos e incorporamos lo que nos apetezca para acompañar a la berenjena: queso, unos taquitos de jamón serrano, etc.

Volvemos a meter en la berenjena, sin tapar, en el microondas durante 2 ó 3 minutos más y listo para comer.

sábado, 3 de abril de 2010

Ensaladilla rusa de calabacín

Inauguro las recetas de Con las manos en el tofu con una montiapta. Uno de los pilares básicos del Método Montignac es que no se debe comer patata, así que para épocas montiestrictas, o, simplemente, cuando os apetezca, podéis probar con esta receta.


Ingredientes (para dos personas):

- 2 calabacines.
- Aceitunas manzanilla deshuesadas.
- 1 lata de atún.
- 1/4 de pimientos de piquillo*.
- 2 huevos cocidos (creo que todo el mundo sabe cómo cocer un huevo, así que no lo voy a explicar :-P).

Ingredientes para la mayonesa:

- 1 huevo.
- Aceite de oliva.
- Sal.
- Limón.

Nota: si tenéis una mayonesa que sea montiapta, además de decirme la marca, podéis usarla :-)

Preparación:

Pelamos y cortamos los calabacines en cuadrados, los salamos y los ponemos a cocer en una olla con agua. Cuando estén tiernos, los sacamos y ponemos a escurrir. Los calabacines sueltan mucha agua, así que habrá que dejarlos bastante rato escurriendo e, incluso, terminar de secarlos con algo de papel de cocina.

Cuando los calabacines hayan soltado toda el agua que deben soltar, agregamos el resto de ingredientes e incorporamos la mayonesa, mezclando todo bien. Dejamos enfriar y listo.

* (Sin azúcar)

viernes, 2 de abril de 2010

La moda de lo integral

Normalmente, sólo tomamos productos refinados, privando a nuestro cuerpo de las propiedades y beneficios que los productos integrales poseen (fibra dietética, fundamentalmente). En nuestro día a día, solemos consumir pan y pastas blancos. Son más bonitos a los ojos, igual que el papel blanco es más bonito que el papel reciclado.

Como todos hemos oído de las bondades de los productos integrales, vamos al súper y compramos una bolsa de pan de molde integral para hacernos unas tostadas o un sándwich. Os llevaríais una sorpresa si leyérais los ingredientes de la mayoría de los panes integrales que hay en los supermercados. La mayoría de los panes integrales comercializados no son tales. Si miramos detenidamente su composición encontramos, como ingrediente mayoritario, harina blanca. Estos panes suelen estar elaborados con harina blanca a la que le incorporan un poco de harina integral. Para mí esto no es un pan integral. Si compro un pan integral, quiero que sea integral, del todo, porque no quiero perderme ni uno solo de los beneficios que la fibra aporta a mi cuerpo.

He pasado mucho tiempo leyendo etiquetas de los panes de molde de los supermercados y creo recordar que sólo he encontrado una marca cuyo pan sea integral.


Bienvenid@s

¡Bienvenid@s!

Después de un tiempo machacando a mis amigas con mis explicaciones culinarias y animada por ellas, me he decidido a escribir este blog. Gracias a ellas por sus ánimos y por sugerirme el nombre para el blog :-)

¿Qué puedes encontrar en Con las manos en el tofu? Fundamentalmente, recetas sencillas y sanas. La mayoría serán recetas sencillas, pero también habrá otras de mayor dificultad. Lo que casi seguro que no vais a encontrar  es ninguna receta que lleve azúcar. Con las manos en el tofu tiene una cruzada particular contra este ingrediente que tan cómodamente se ha instalado en nuestras vidas.

¿Qué entiende este blog por recetas sanas? No soy ninguna experta en nutrición. Desde hace un tiempo, me guío por los principios del Método Montignac en mi alimentación, así que, fundamentalmente, en este blog podrás encontrar recetas que sean aptas*, aunque también habrá desviaciones*, porque las aberraciones son imprescindibles en la vida de cuando en cuando :-)

Últimamente, estoy intentando reducir las proteínas de origen animal, así que también encontrarás recetas de tipo vegetariano orientadas a este fin. Las algas y la soja están plena y felizmente integradas en mi vida.

¿Y por qué el Método Montignac? Porque he probado un montón de dietas y maneras de alimentarme y la que más me gusta y mejores resultados me ha dado ha sido ésta.

Espero que disfrutéis con el blog.

 



(* Jerga Montignac).